¡Hola! Te agradezco que me leas y te aconsejo que lo sigas haciendo, porque te voy a contar la historia de una familia luchadora, que lleva más de 60 años con el negocio familiar, para que la Navidad llegue a tu hogar. Soy miembro de la 3ª generación de esta empresa familiar, y como te decía antes, vengo a contarte la historia de E.MORENO “Somos Los Artesanitos”

La ambición de mi abuelo siempre fue la de crear muchos puestos de trabajo, porque creía que era la mejor forma de aportar su granito de arena para conseguir un mundo mejor.

Nos encontramos en Estepa, en el año 1955 y por aquel entonces Enrique Moreno, mi abuelo, se dedicaba junto con su socio a arreglar motos en un pequeño taller que montaron. Poco a poco fueron creciendo hasta que consiguieron algo de dinero para montar un taller de coches colaborador de la marca Citroën. Pero no sería hasta 1965 cuando decidieron arrendar una fábrica de mantecados y polvorones de una familia estepeña, cuya marca se conocía como “Colón”. Tras un primer año con buenos resultados, decidieron comprar una fábrica de dulces navideños junto a la conocida “Torre de la Victoria”.

Cabe destacar, que el maestro obrador (el que hacía la masa de los mantecados y polvorones) en aquella época era Antonio Moreno, mi bisabuelo, y Paca, mi bisabuela, era la encargada de los trabajadores. En estos tiempos todo era muy manual, prueba de ello era el sueldo “a destajo” de los trabajadores, es decir, que cuanto más producto envasaran más cobraban.

Años más tarde, gracias al buen hacer de toda la empresa, deciden ampliar sus instalaciones y hacerse con un nuevo local, al que bautizaron como “EL GAMO”. Allí, en “EL GAMO”, mi abuelo, gracias a sus buenas dotes como mecánico, inventó una máquina conocida como “LA CINTA” , una mesa larga con una cinta para transportar las cajas donde los trabajadores envasaban los mantecados y polvorones, que permitió optimizar la fabricación.

En 1972, Enrique decide dar un paso más, y se hace con una fábrica mucho más grande en la antigua carretera Sevilla-Málaga, esta sería llamada “LA CAÑADA”, y le permitió aumentar el volumen de producción. Ocho años más tarde, nace la marca conocida hoy en día, la marca de E.MORENO, y con ella “Los Artesanitos”, que para darla a conocer se realizó un anuncio en televisión que seguramente hoy, todavía muchos lo recuerdan. Por si no es así, te dejo un enlace donde podrás verlo

En los siguientes años, Enrique comenzaría a delegar en sus hijos, mis tíos, y con ellos, la adaptación de la fabricación a las nuevas tendencias del mercado: mantecados y polvorones ecológicos, sin gluten , sin azúcar, más dulces navideños con chocolate, bombones, pralinés… Así como el desarrollo de una nueva línea de negocio, a la que llamamos “pastas artesanas” que nos permite mantener la fábrica activa durante todo el año.

En el año 2015, mis tíos y mi madre, ante la necesidad de aumentar la fabricación, deciden hacerse con una nueva fábrica de mantecados, con nuevas instalaciones y donde E.MORENO da trabajo a más de 200 personas durante la Navidad, para hacer realidad uno de los sueños de mi abuelo.

Esta historia continua en la actualidad y se seguirá escribiendo…